VIVA VENEZUELA LIBRE!!!!!!

VIVA VENEZUELA LIBRE!!!!!!

EL FUTURO EN LA CALLE!

EL FUTURO EN LA CALLE!

En homenaje a nuestros héroes caídos y a nuestros presos políticos!!!

En homenaje a nuestros héroes caídos y a nuestros presos políticos!!!
Vuela alto hijo mío!!!...

A nuestros compatriotas en el exilio

" "VENEZUELA EXIGE LA LIBERTAD DE NUESTROS PRESOS POLITICOS!!!"....

viernes, 13 de septiembre de 2013

¿El Diablo Santo?

Bajo una dictadura, las elecciones no se pueden usar como instrumento para un cambio político significativo” – Dr. Gene Sharp

                                                                                                                                                    

Todo aquel que promueva la farsa electoral en beneficio del régimen (tal y como lo sugiere el propio Chávez) es considerado por nosotros un conchupante - un colaboracionista -,  sea por ignorancia o por traición.  Es imposible que exista un político profesional en Venezuela convencido de que se pueda combatir por esa vía y de manera efectiva, a un sistema tan infrahumano y experimentado como el castro-estalismo internacional.  Es pues nuestra misión combatir LA CONCHUPANCIA TRAIDORA en el entendido de que solo así podremos conducir al pueblo opositor a través de la resistencia cívica, activa, generalizada y sostenida. 
Estamos totalmente convencidos de que es esa la estrategia adecuada, la que pone “a parir” a toda la plana mayor de una tiranía, desgastándolo y destruyéndole su gobernabilidad: no aquella (promovida por los sinvergüenzas de la MUD) que permite el contumaz Y DESCARADO fraude y la pertinaz legitimación del régimen de los Hnos. Castro en nuestro país. 
Description: http://www.periodismosinfronteras.com/wp-content/uploads/2010/11/Gaviria-Santos-y-Samper-unidos-por-la-narcoterna.jpg
La Universidad Metropolitana fue un excelente punto de partida para mi educación literaria. Reiteraba mi viejo que era obligatorio que me leyera los escritos de Rómulo Gallegos. Mi libro favorito terminó siendo La Trepadora, una novela deleitable acerca de la ambición descomedida, la mezcla de razas en Venezuela, y la conquista del poder económico y público. En La Trepadora el lector disfruta en el paisaje de las haciendas de café sembradas en el corazón de los ricos valles venezolanos, donde se desarrolla un gran conflicto por poder, estatus, y dinero. El Este de Caracas en el 2013 tiene mucho de la ambición de la familia trepadora: los Guanipa. Victoria, la hija de un bastardo, representa una especie de pasarela entre la barbarie del campo y las aspiraciones más altas de la sociedad. Es una obra estupenda de un venezolano insigne. Pero hay otra novela, que no leímos en la UNIMET, que de criolla no tiene nada, y que ilustra perfectamente la Venezuela de hoy, haciendo hincapié en la feria de vanidades tan corrupta donde se dan la mano los amos del valle, los apóstoles de Carlos Andrés, los corruptos de la cuarta, y la enorme clase nueva: la Boligarquía. Se titula La Rebelión en La Granja, de George Orwell. La obra de Orwell supone que la dictadura del granjero, donde los animales son utilizados para el lucro, es objeto de una insurrección por parte de los animales del hato. Todos se le enfrentan al granjero y lo botan. Caballos, ovejas, gallinas, y cerdos, todos se alzan. Al fin, quedan los cerdos a cargo de la administración de la granja, y poco a poco van cogiendo las prerrogativas que eran del propietario. Privilegios como la vivienda del granjero y sus raciones, y hasta empiezan a dormir en el mismo lecho del granjero. Mientras tanto, imponen una despiadada autocracia en contra de los demás animales del hato. En la última fase del libro los cerdos se sientan a negociar con el granjero, y montan una fastuosa fiesta en la estancia de la granja e impiden a los demás animales entrar a la casa y participar en la fiesta. Los otros animales, muertos de la curiosidad y del miedo, se acercan a la ventana y le echan un ojo a la celebración. Los animales de la granja allí reunidos se dan cuenta de algo aterrador: los cerdos no andan en cuatro patas, andan en dos, y están vestidos de humanos. Es más, el granjero ya no se parece al granjero.
images
En las palabras de Orwell: “No había duda de la transformación ocurrida en las caras de los cerdos. Los animales asombrados pasaron su mirada del cerdo al hombre, y del hombre al cerdo; y, nuevamente, del cerdo al hombre; pero ya era imposible distinguir quién era uno y quién era otro.” Los del antiguo régimen y los de la revolución son igualitos. Y eso, ¡eso! es lo que ha pasado en nuestra Venezuela. Omitiendo unos apellidos muy selectos, aquí en este país se ha perdido la vergüenza, el pudor, la moderación, y el decoro, al mezclarse lo mejor con lo peor, todo en la búsqueda del dólar preferencial. Y todo esto con la desatinada coartada: “si no lo hacemos nosotros lo harán otros, así que aprovechemos que por lo menos nosotros somos “mejores” que ellos”, y así hemos derrochado 100 años de ingresos petroleros (acumulados en tan solo 14 años) y la posibilidad de desarrollar un país y convertirnos en una potencia económica del primer mundo. Un desenvolvimiento consecuencia de pura viveza y, en lo mas básico, falta de clase.
Elementalmente no soy chavista y me dan náusea los monstruos que nos gobiernan. Pero más asco me dan los sujetos “bien” que participan en la legitimación de las reputaciones de aquellos que tanto han corrompido la sociedad civil y las instituciones, como la decencia y el rechazo personal. No estoy hablando de los hackers supuestamente “éticos” que se dedican a limpiarle la reputación en línea a cuanto malandro de nuestra nación paga la cuota. No, hablo de los que, por asociarse, le dan el visto bueno a los choros que roban y destruyen todo lo que encuentran.
Anexo una ilustración perfecta en este ensayo. Sentado, como gran señor, y con una apariencia de disgustado, está fotografiado el dueño de la compañía venezolana de plantas eléctricas que se ha robado más de 2 mil millones de dólares. Con sus socios, éste tipo se robo el equivalente a 427.350 años de sueldo mínimo de un obrero. Dicho de otra forma: se robaron el sueldo mínimo de más de dos años de trabajo de la población entera de Boconó.
Este individuo está rodeado en éste retrato de gente de alcurnia y estirpe colonial. Del más rancio linaje venezolano, incluyendo los beneficiarios del apellido (porque de la herencia no les queda nada) más solemne y noble de la historia de lo que fue la República de Venezuela. También está en la foto la hija de un zoólogo que llegó de Alemania, y le dio a Venezuela décadas de servicio en pro de la educación científica y la conservación ambiental. La foto también incluye a los nietos de uno de los médicos más ilustres de la historia del avance científico de Venezuela, un gran estudioso acreditado, que por poco logra el galardón mas anhelado del mundo, un premio Nóbel, por haber desarrollado la vacuna en contra de una enfermedad infecciosa. En una ironía de proporciones homéricas, este abuelo médico de los retratados, fue alumno destacado de Rómulo Gallegos.
¿Dónde están? En un yate italiano, navegando los caños de Venecia, rumbo al matrimonio de uno de los marrulleros más ladrones que ha tenido Venezuela en la ultima década. Otro dueño de la misma nauseabunda empresa de plantas eléctricas, que en su derroche y su “cover-up” tanto perjuicio le ha causado a Venezuela. El matrimonio costó una fortuna y todos estos jaladores de bola, como los vemos en la foto, haciéndole reverencia y pleitesía a un chamo de la Lagunita, que llamábamos “chimbin”, y que a los 27 logro robarle al país una suma que lo hace creerse intocable e impune. En vez del rechazo, el despido, y el disgusto, lo que vemos en la foto es la entrega y el visto bueno. Aquí no hay vergüenza o discreción, no hay estándares de comportamiento, solo el lema “¡Viva la robolución! ¡Rumba!”
Qué país es el que ha producido esta gentuza? No es el de Uslar. Ni el de Gallegos. Es uno donde nos hemos olvidado cómo reconocer lo grotesco, lo bufo, y hemos convertido a nuestra “élite” en el hazmerreír. Los mejores carecen de convicción, mientras que los peores rebosan intensidad apasionada. Qué asombro. Qué lastima. Qué fallo.
La semana entrante empezare a escribir acerca de la curiosa historia de Carlos Eduardo Kauffmann Ramírez, prototipo clave de la sociedad de cómplices e ilustración de cómo se amolda la cuarta con la escoria de la quinta. Si acaso me quieren contactar, favor enviarme un correo a la dirección del editor: leaks-infodio@hushmail.com (en el sujeto “para Tomás Lander”).
FUENTE: Infodio
- See more at: http://porlaconciencia.com/?p=12924#sthash.kjas9BJa.dpuf
La Universidad Metropolitana fue un excelente punto de partida para mi educación literaria. Reiteraba mi viejo que era obligatorio que me leyera los escritos de Rómulo Gallegos. Mi libro favorito terminó siendo La Trepadora, una novela deleitable acerca de la ambición descomedida, la mezcla de razas en Venezuela, y la conquista del poder económico y público. En La Trepadora el lector disfruta en el paisaje de las haciendas de café sembradas en el corazón de los ricos valles venezolanos, donde se desarrolla un gran conflicto por poder, estatus, y dinero. El Este de Caracas en el 2013 tiene mucho de la ambición de la familia trepadora: los Guanipa. Victoria, la hija de un bastardo, representa una especie de pasarela entre la barbarie del campo y las aspiraciones más altas de la sociedad. Es una obra estupenda de un venezolano insigne. Pero hay otra novela, que no leímos en la UNIMET, que de criolla no tiene nada, y que ilustra perfectamente la Venezuela de hoy, haciendo hincapié en la feria de vanidades tan corrupta donde se dan la mano los amos del valle, los apóstoles de Carlos Andrés, los corruptos de la cuarta, y la enorme clase nueva: la Boligarquía. Se titula La Rebelión en La Granja, de George Orwell. La obra de Orwell supone que la dictadura del granjero, donde los animales son utilizados para el lucro, es objeto de una insurrección por parte de los animales del hato. Todos se le enfrentan al granjero y lo botan. Caballos, ovejas, gallinas, y cerdos, todos se alzan. Al fin, quedan los cerdos a cargo de la administración de la granja, y poco a poco van cogiendo las prerrogativas que eran del propietario. Privilegios como la vivienda del granjero y sus raciones, y hasta empiezan a dormir en el mismo lecho del granjero. Mientras tanto, imponen una despiadada autocracia en contra de los demás animales del hato. En la última fase del libro los cerdos se sientan a negociar con el granjero, y montan una fastuosa fiesta en la estancia de la granja e impiden a los demás animales entrar a la casa y participar en la fiesta. Los otros animales, muertos de la curiosidad y del miedo, se acercan a la ventana y le echan un ojo a la celebración. Los animales de la granja allí reunidos se dan cuenta de algo aterrador: los cerdos no andan en cuatro patas, andan en dos, y están vestidos de humanos. Es más, el granjero ya no se parece al granjero.
images
En las palabras de Orwell: “No había duda de la transformación ocurrida en las caras de los cerdos. Los animales asombrados pasaron su mirada del cerdo al hombre, y del hombre al cerdo; y, nuevamente, del cerdo al hombre; pero ya era imposible distinguir quién era uno y quién era otro.” Los del antiguo régimen y los de la revolución son igualitos. Y eso, ¡eso! es lo que ha pasado en nuestra Venezuela. Omitiendo unos apellidos muy selectos, aquí en este país se ha perdido la vergüenza, el pudor, la moderación, y el decoro, al mezclarse lo mejor con lo peor, todo en la búsqueda del dólar preferencial. Y todo esto con la desatinada coartada: “si no lo hacemos nosotros lo harán otros, así que aprovechemos que por lo menos nosotros somos “mejores” que ellos”, y así hemos derrochado 100 años de ingresos petroleros (acumulados en tan solo 14 años) y la posibilidad de desarrollar un país y convertirnos en una potencia económica del primer mundo. Un desenvolvimiento consecuencia de pura viveza y, en lo mas básico, falta de clase.
Elementalmente no soy chavista y me dan náusea los monstruos que nos gobiernan. Pero más asco me dan los sujetos “bien” que participan en la legitimación de las reputaciones de aquellos que tanto han corrompido la sociedad civil y las instituciones, como la decencia y el rechazo personal. No estoy hablando de los hackers supuestamente “éticos” que se dedican a limpiarle la reputación en línea a cuanto malandro de nuestra nación paga la cuota. No, hablo de los que, por asociarse, le dan el visto bueno a los choros que roban y destruyen todo lo que encuentran.
Anexo una ilustración perfecta en este ensayo. Sentado, como gran señor, y con una apariencia de disgustado, está fotografiado el dueño de la compañía venezolana de plantas eléctricas que se ha robado más de 2 mil millones de dólares. Con sus socios, éste tipo se robo el equivalente a 427.350 años de sueldo mínimo de un obrero. Dicho de otra forma: se robaron el sueldo mínimo de más de dos años de trabajo de la población entera de Boconó.
Este individuo está rodeado en éste retrato de gente de alcurnia y estirpe colonial. Del más rancio linaje venezolano, incluyendo los beneficiarios del apellido (porque de la herencia no les queda nada) más solemne y noble de la historia de lo que fue la República de Venezuela. También está en la foto la hija de un zoólogo que llegó de Alemania, y le dio a Venezuela décadas de servicio en pro de la educación científica y la conservación ambiental. La foto también incluye a los nietos de uno de los médicos más ilustres de la historia del avance científico de Venezuela, un gran estudioso acreditado, que por poco logra el galardón mas anhelado del mundo, un premio Nóbel, por haber desarrollado la vacuna en contra de una enfermedad infecciosa. En una ironía de proporciones homéricas, este abuelo médico de los retratados, fue alumno destacado de Rómulo Gallegos.
¿Dónde están? En un yate italiano, navegando los caños de Venecia, rumbo al matrimonio de uno de los marrulleros más ladrones que ha tenido Venezuela en la ultima década. Otro dueño de la misma nauseabunda empresa de plantas eléctricas, que en su derroche y su “cover-up” tanto perjuicio le ha causado a Venezuela. El matrimonio costó una fortuna y todos estos jaladores de bola, como los vemos en la foto, haciéndole reverencia y pleitesía a un chamo de la Lagunita, que llamábamos “chimbin”, y que a los 27 logro robarle al país una suma que lo hace creerse intocable e impune. En vez del rechazo, el despido, y el disgusto, lo que vemos en la foto es la entrega y el visto bueno. Aquí no hay vergüenza o discreción, no hay estándares de comportamiento, solo el lema “¡Viva la robolución! ¡Rumba!”
Qué país es el que ha producido esta gentuza? No es el de Uslar. Ni el de Gallegos. Es uno donde nos hemos olvidado cómo reconocer lo grotesco, lo bufo, y hemos convertido a nuestra “élite” en el hazmerreír. Los mejores carecen de convicción, mientras que los peores rebosan intensidad apasionada. Qué asombro. Qué lastima. Qué fallo.
La semana entrante empezare a escribir acerca de la curiosa historia de Carlos Eduardo Kauffmann Ramírez, prototipo clave de la sociedad de cómplices e ilustración de cómo se amolda la cuarta con la escoria de la quinta. Si acaso me quieren contactar, favor enviarme un correo a la dirección del editor: leaks-infodio@hushmail.com (en el sujeto “para Tomás Lander”).
FUENTE: Infodio
- See more at: http://porlaconciencia.com/?p=12924#sthash.kjas9BJa.dpuf

 Hace unos 20 años – la fecha exacta se desconoce – fue tomada la foto de la izquierda en la que vemos a Juan Manuel Santos en Cuba, tuteándose con el propio Fidel Castro, en uno de los tantos viajes que el Departamento América organizaba y financiaba para captar las mentes y futuras voluntades políticas y militares de prominentes jóvenes de la izquierda continental. En unos de esos viajes visitó Cuba, por primera vez, Adán Chávez… y ya todos sabemos los resultados. El Departamento América, dirigido entonces por Manuel Piñeiro (“El Comandante Barba Roja”) y luego por su mujer, asesora y hasta-tutora – Marta Harnecker – era el macabro tinglado que tenía como única misión la captación de políticos, militares y futuros políticos y de futuros militares en el continente americano, desde Canadá hasta la Patagonia. 

Fidel Castro siempre ha “invertido a futuro”… y, ahora lo sabemos, esa estrategia le ha dado grandes beneficios.  Todavía no sabemos cuántos de aquellos entonces-jóvenes, están hoy ocupando (o han ocupado) importantes cargos a lo largo y ancho de nuestras naciones hermanas panamericanas… pero ahora ya hemos comprobado que uno de ellos es el hoy-presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, a quien podemos ver con su entonces-barba en la foto de la derecha, entre dos “querubines”: Ernesto Samper y César Gaviria.  Los tres pasarían por la presidencia de Colombia y LOS TRES tuvieron – y tienen – importantes nexos con la Cuba castro-estalinista y con el narco-terrorismo colombiano… esto último, a juzgar por el trabajo del periodista Ricardo Puentes Melo, quien goza de mucha credibilidad al oeste de nuestra frontera.


La “División FARC-ELN”
Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y su “sub-división” del Ejército de Liberación Nacional (ELN), jamás tuvieron como “misión” tomar el poder en Colombia: ¡jamás!  Eran y han sido hasta ahora, un frente de desestabilización regional y un inmenso generador de fondos para los planes que Castro viene cocinando desde los años cuarenta; un proyecto interamericano que dio a conocer públicamente, y por primera vez, en su visita a Caracas, entre el 22 y el 24 de enero de 1959 – Ver el video: Nuestro Verdadero Enemigo.



Cuando el comunismo internacional decide “pacificarse” a la “caída” de la Unión Soviética y se le da forma a lo que luego llamaría “El Socialismo del Siglo XXI”, con su variante del “Progresismo”, sentenciaron a muerte a las FARC y al ELN… una sentencia que se comenzaría a ejecutar de manera paulatina y que comenzaría con la eliminación, en territorio ecuatoriano, del entonces-máximo líder de las FARC, Luis Edgar Devía Silva, mejor conocido como “Raúl Reyes”.



Cuando el campamento de “Raúl Reyes” fue bombardeado, Juan Manuel Santos (actual presidente de Colombia) era el ministro de la defensa. “Raúl Reyes”, como algunos de los otros altos dirigentes de las FARC (unos ya muertos y otros por morir próximamente), no estaba de acuerdo con el futuro y programado desmantelamiento de la guerrilla colombiana.  La única opción viable era su desaparición física, así como las otras que le siguieron.  El mundo pensó que el nuevo gobierno de Colombia estaba arreciando la lucha en contra de los narcoterroristas-guerrilleros del castro-estalinismo en la “hermana república”, cuando en realidad lo que se estaba (y se está) llevando a cabo era y es la ejecución de un plan de “nuevo orden”, bajo las nuevas estrategias “pacifistas” y “constitucionales” del nuevo comunismo internacional que había mutado en este tareco que ahora conocemos como “Socialismo del Siglo XXI”, donde la lucha armada es ahora contraproducente y el poder se adquiere por la vía electoral y se mantiene, eternamente y con la NECESARIA ayuda de la “conchupancia”, por medio de elecciones total y absolutamente amañadas, legitimadas por la participación de los pueblos bajo el engaño generalizado de la apátrida y traidora conchupancia.



Mucho se ha comentado que las coordenadas exactas del campamento de “Reyes” en territorio ecuatoriano, fueron enviadas desde las altas esferas del poder ecuatoriano, ya en manos de Rafael Correa, al entonces-ministro de la defensa colombiano: Juan Manuel Santos… hoy presidente de Colombia.  Ese proceso de “eliminación quirúrgica” no es nuevo ni dentro del comunismo, ni dentro de otros regímenes totalitarios, ni dentro de las mafias.  Si ejercitamos nuestras adormecidas memorias, podríamos recordar la purga comunista en los años 60 y 70 entre “ortodoxos” y “revisionistas”; “La Noche de los Cuchillos Largos” (“Nacht der langen Messer”) entre el 30 de junio y el 2 de julio de 1934, ordenada por Adolfo Hitler en Alemania y “La Masacre de San Valentín”, ordenada por Al Capone el 14 de febrero de 1929.



Cuando Álvaro Uribe anunció su decisión de buscar una nueva re-elección en Colombia en el año 2010, Hugo Chávez Frías revivió el “Caso de los Paracachitos”, para atacarlo sin misericordia y “por la calle del medio”.  En su momento lo advertimos y publicamos un blog titulado “El Comodín de la Infamia”, donde se evidencia este interés de Chávez por sacar del medio a Uribe con la ÚNICA finalidad de montar en la presidencia a su “ahora-nuevo-mejor-amigo”, Juan Manuel Santos, quien años después aseguraría que Chávez es un factor de estabilidad en Venezuela.  Entre los videos que ahí publicamos, verán los “inserts” colocados por el régimen de los Hnos. Castro en Venezuela donde se leen: “No más mentiras… no más Uribe”.  Esta evidente-campaña de descrédito en contra de Uribe y de su gobierno, fue reforzada en la misma época con las declaraciones del desertor colombiano, Rafael García, ex jefe de informática del DAS durante parte del gobierno de Álvaro Uribe.  De buenas a primera, la maquinaria mediática del régimen castro-estalinista de Venezuela se puso en marcha y aparecieron numerosos artículos de prensa, tanto en Venezuela como en Colombia y en España, con una “nueva versión” del llamado “Caso de los Paracachitos”, respaldada, entre otros – por cierto, en Miami – por un general venezolano (en “retiro”) que había sido el director de la ONIDEX (Oficina Nacional de Identificación y Extranjería), Marcos Ferreira, a quien la prensa miamense le regaló muchísima cobertura y aceptó – como lo hizo luego el ex magistrado Eladio Aponte Aponte – haber violentado la constitucion, las leyes y LA SEGURIDAD DE VENEZUELA, bajo “órdenes superiores”, otorgándoles identificaciones falsas y visas de entradas a peligrosos narcoterroristas colombianos.  Hoy se encuentra en “el exilio” y maneja, convenientemente, un medio de comunicación dirigido a los venezolanos del sur de La Florida.  Por cierto, coincidencialmente, este General Ferreira fue señalado en su momento, como quien les había conseguido los salvoconductos a los supuestos paracachitos para que atravesaran Venezuela y llegaran a nuestra finca, algo que – según él – fue “aclarado” en su momento (año 2004) por el entonces Fiscal General Militar, el hoy-ex magistrado Eladio Aponte Aponte: ¡sorpresas nos da la vida…!



 María Conchita Alonso
Por primera vez, en el año 2010 y durante la campaña mediática en contra de Uribe, entra en el panorama nuestra hermana, María Conchita Alonso.  Tanto Hugo Chávez, como Rafael García y el General Marcos Ferreira, la asocian con un supuesto narcotraficante del desaparecido “Cartel de Medellín”,  José Rafael Abello Silva – “El Mono Abello” – quien, según ellos, estuvo relacionado sentimentalmente con ella.  Fue ella, según estas versiones, quien le proporcionó a los supuestos paramiliates “capturados” en la Finca Daktari, un lugar para su entrenamiento, con la finalidad de eliminar físicamente al mandatario venezolano y tomar el poder en Venezuela.



Hacía un tiempo, María Conchita se había convertido en una herramienta comunicacional muy efectiva en contra del castro-estalinismo internacional y, específicamente, en contra del régimen de los Hermanos Castro en Venezuela.



Coincidencialmente, por aquella época, recién electo presidente Juan Manuel Santos, entró en el radar de nuestra hermana, un colombiano supuestamente-ligado a la familia Santo, quien le metió en la cabeza que nuestra Finca Daktari estaba tomada por los guerrilleros de las FARC y puso este “hecho” como la excusa por la cual María Conchita no fue invitada a la toma de posesión de Santos.  Con este personaje tuvimos unas fuertas palabras por teléfono; para nosotros, este “paracaidista” estaba haciendo todo lo posible e imposible por desacreditar a nuestra hermana, haciéndola denunciar eventos inexistentes, nada menos que ante la propia CNN, de alcance internacional en la América hispana.  En aquel entonces nos tocó desmentirla en los medios colombianos, haciendo hincapié en lo “mal asesorada” que estaba y que, por cierto, todavía está.  Por un lado le hace mucho bien a la causa y por el otro, se suma al concierto de la conchupancia, promoviendo la farsa electoral que legitima al régimen de los Hnos. Castro en Venezuela.  En un momento, no hace mucho, aseguró haber comprendido el maléfico contubernio entre estos conchupantes y el régimen… pero recientemente ha declarado, públicamente, su apoyo al nuevo “gallo tapado” del régimen: Henrique Capriles Radonski, quien ya le ha garantizado la continuidad del suministro de petróleo al régimen de Cuba, de llegar él a la presidencia… claro está y de ser declarado vencedor por el CNE a las enteras órdenes del régimen narco-terrorista y castro-estalinista que impera en Venezuela, algo que el propio Capriles sabe perfectamente que sería tan imposible como pretender matar a un hipopótamo macho y adulto con una almohada vieja hecha de plumas de gansos.



Un “Nuevo Orden”



Mucho se ha hablado y se habla del fulano “Nuevo Orden Mundial”… un “orden” que es más viejo que “sentarse agachado”, solo que es dinámico, porque el manojo de seres humanos que lo controla, muere, nace y se desarrolla, siguiendo el lógico y natural ciclo de vida, del cual no se salva nadie.



Es MÁS QUE EVIDENTE que en nuestra región… y estamos hablando desde Canadá a la Patagonia, se está estableciendo un “nuevo orden mundial” o, mejor dicho, se está declarando y destapando el “orden” que viene rodando desde hace varias décadas ya.  Dentro de ese “orden” no tiene cabida “la violencia” (tal y como la hemos conocido a través de la historia de la humanidad).  Ahora todo es “pacifismo” y “progresismo”… aderezado con el “engañismo” en su máxima expresión.  Bolívar no tenía idea del verdadero significado de sus palabras proferidas aquel 15 de febrero de 1819, en la inauguración del “Congreso de Angostura”, cuando nos aseguró que por el engaño nos habían dominado más que por la fuerza.



Robert Alonso

Miami, 3 de mayo de 2012




MATERIAL DE APOYO


·         Nuestra Propuesta de Lucha
*
El Manifiesto de La Liberación

*
Blog Político de Robert Alonso

*
Hemeroteca

*
Videoteca
·         Videos Recomendados
*
El Verdadero Enemigo: El Castro-Estalinismo Internacional

*
Cómo Comenzar una Revolución – La historia del Dr. Gene Sharp

*
La Conchupancia en el Socialismo del Siglo XXI

*
La Guarimba Lo Tiene Loco

*
La Guarimba de la Victoria

*
La Conchupancia en Bolivia

*
Advertencia de la Traición de Manuel Rosales en la farsa del año 2006

*
El Botón Amarillo en las Maquinitas de Chávez en EEUU

*
Chávez & Obama Advierten que Gobernarán por Decreto

*
Chávez & Obama Anuncian la Creación de Milicias

*
Las Amenazas de Castro a Venezuela
·         Ensayos & Artículos Recomendados
*
La Experiencia de Chile – Cap 4 de “Cómo se Perdió Venezuela”

*
La Guarimba – Cap 9 de “Cómo se Perdió Venezuela”

*
Los Paracachitos de Daktari – Cap 11 de “Cómo se Perdió Venezuela”

*
De la Dictadura a la Democracia – Ensayo del Dr. Gene Sharp

*
Estudio de la UCV sobre el Registro Electoral Permanente

*
Informe Técnico del Registro Electoral Permanente

*
Análisis de Iván Rojas sobre el Registro Electoral Permanente

*
El Crecimiento del Registro Electoral Permanente

*
La Red Telaraña – Trabajo de Roger Vivas – Parte I

*
La Red Telaraña – Trabajo de Roger Vivas – Parte II

*
La Red Telaraña – Trabajo de Roger Vivas – Parte III

*
La Red Telaraña – Trabajo de Roger Vivas – Parte IV
·         Libros Recomendados
*
Cómo se Perdió Venezuela – por Robert Alonso

*
Why We Are About to Lose the US to the Claw of Communism
·         Links Recomendados
*
Portal del 1776 Solidarity Movement

*
Pruebas de fraudes electorales en EEUU – Parte I

*
Pruebas de fraudes electorales en EEUU – Parte II

*
Las Máquinas de Chávez en la Elecciones Norteamericanas – Parte I

*
Las Máquinas de Chávez en la Elecciones Norteamericanas – Parte II



Pregunta al Candidato Henrique Capriles Radonski




“Candidato: el padrón electoral de Venezuela acusa hoy (y desde hace varios años) un registro de más de 18 millones de supuestos electores.  De usted ganar la presidencia de la república, suponemos que ese registro electoral – que ahora está celosamente guardado por los directivos del CNE – saldría a la luz pública.  Cuando el pueblo de Venezuela descubra que en él NO HABÍA MÁS DE 13 MILLONES DE ELECTORES VÁLIDOS REGISTRADOS, ¿cómo quedarán esos directivos quienes se prestaron para la farsa y el contumaz fraude? ¿Serían debidamente juzgado por haber incurrido en graves delitos electorales? En el caso de ser así, ¿cree usted que esos mismos directores del CNE estuvieran dispuestos a reconocerle su victoria el próximo 7 de octubre (de 2012), a sabiendas de que al destaparse la olla quedarán al descubierto como criminales y traidores a la patria… y terminarían tras las rejas?”


 La Libertad es costosa.  Debemos estar dispuestos a pagar su alto precio…

o a acostumbrarnos a vivir sin ella.”

                
                                                                                                                                                                                                                                         José Martí









0 comentarios:

Publicar un comentario

Haga su comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India