VIVA VENEZUELA LIBRE!!!!!!

VIVA VENEZUELA LIBRE!!!!!!

EL FUTURO EN LA CALLE!

EL FUTURO EN LA CALLE!

En homenaje a nuestros héroes caídos y a nuestros presos políticos!!!

En homenaje a nuestros héroes caídos y a nuestros presos políticos!!!
Vuela alto hijo mío!!!...

A nuestros compatriotas en el exilio

" "VENEZUELA EXIGE LA LIBERTAD DE NUESTROS PRESOS POLITICOS!!!"....

viernes, 6 de diciembre de 2013

La ABSTENCIÓN de los “NO ABSTENCIONISTAS” .

Iñaki Gainzarain
@igaztelu     www.gainzaedmat.blogspot.com
Un amigo, inteligente y sencillo por demás, me comenta recientemente: la verdadera pregunta para todos aquellos que hablan mal de los abstencionistas, radica en el verdadero fondo de la palabra. Seguido lanza la pregunta: ¿será que no se han percatado los promotores del votar por votar, que en esencia ellos son los principales abstencionistas?


Cuando se analiza en profundidad lo sucedido desde el 2004 a la fecha, tenemos que concluir que los más peligrosos abstencionistas son los supuestamente “no abstencionistas”.


El pueblo llano no votó en el año 2005. No necesitaba ser “muy preparado” como para entender que el CNE torció la voluntad popular en el referéndum del 2004. Y en agosto 2005 se practicó la “abstención de votar”, y vaya que fue contundente: 85% de la población electoral no votó. 


Claro, abstenerse sin una acción clara para el día siguiente, es un error político. Previa a la gran acción del 2005, fue la masiva acción de calle del 11 de abril del 2002: una inmensa marea de caraqueños logró la renuncia del personaje que ya se fue. Pero el 12 de abril, esa inmensa movilización humana se quedó en sus casas, producto de algo muy válido: el miedo. En ambos casos, la falta de una acción pacífica pero contundente para los días siguientes, marcó la pérdida de un gran “momentum” político en ambas reacciones populares. 


Ahora bien, veamos 8 acciones “abstencionistas” de los promotores del “votar a ciegas y sin presencia en las calles”: 


1.      Pudiendo evitar desde el mismo 2005 el uso de las captahuellas, no solo las aceptaron, sino que se convirtieron en los principales defensores del sistema electrónico. Es decir, se abstuvieron de defender la simplicidad que debe caracterizar a un sistema electoral, elemento fundamental para que el pueblo será el verdadero actor protagónico de una elección;

2.      Sabiendo que no se ha practicado una AUDITORÍA del Registro Electoral, que sea profesional e independiente, y basada en las mejores prácticas, nos dicen en cada elección que el RE está bueno. Es decir, se abstienen de auditar de verdad;

3.      Sabiendo que el Sistema de Huellas (registro incluido) no funciona, en el verdadero sentido de la palabra, se dan el lujo de firmar un acta con el CNE, en la que manifiestan no tener objeciones, con todo y el 8% de personas “sin huella”. Es decir, se abstienen de denunciar el viciado sistema de identificación del elector;

4.      Sabiendo que, por diseño del CNE, es imposible lograr la defensa del voto en el 40% de las mesas, te dicen que no dudes en votar, porque ellos garantizan testigos en todas las mesas. Es decir, se abstienen de luchar por la eliminación de los centros indefendibles;

5.      Cuando se les demostró que la unión de la captahuella a la máquina de votación es el paso más certero que ha dado el CNE para poder conocer por quién vota la gente, salieron al paso, diciendo que un “algoritmo tipo sorteo de bolitas” desordenaría la secuencia de huellas y votos en la memoria de la máquina, cuando es sabido por ellos que, para empezar, no hay garantía de que la máquina que llega a una mesa no haya sido intervenida uno o dos días antes de la elección. Es decir, se abstienen de defender el secreto del voto;

6.      Cuando sabían perfectamente que el candidato del 7 de octubre estaba condenado a irse, y que ese era el momento más oportuno para ponerse duros con el CNE y exigir la eliminación de la captahuella, la auditoría del RE y la eliminación de los centros hechos a la medida del Régimen, so pena de no ir a votar, a sabiendas que en unos meses tendrían que volver a convocar elecciones,  entonces llaman a votar y a reconocer que el susodicho ganó limpiamente, con lo cual, debes concluir que se abstienen de presionar al CNE para exigir condiciones mínimas para votar;

7.      Cuando el pueblo se arrecha el 14 de abril, y el candidato se les une llamando a la calle, y dos días después, estos líderes llaman a que la gente se quede en las casas a escuchar “mentira fresca”, entonces puedes concluir que se  abstuvieron de defender la voluntad popular;

8.      Cuando ellos saben que el 14 de abril, de acuerdo a este sistema electoral, el sr. De Miraflores ganó en el 71% de los municipios, y ellos te lo ocultan, para que vayas nuevamente y en forma obediente a votar, sin importarles que en la noche del mismo 8D te encuentres con que el CNE diga que el “proceso” triunfó en más del 70% de los municipios, y que por tanto, una vez más el mapa venezolano es rojo rojito, entonces debes concluir, que se abstienen de ser políticamente transparentes.


En resumen, hemos tenido dos formas de abstención. La que se practicó puntualmente en el año 2005, y la que la élite de los “no abstencionistas” ha practicado en los últimos 8 años. Y esta última, encierra un problema ético mucho más profundo que la del llamado, poco coherente, de no votar que hicieran los ciudadanos de a pie en el 2005, porque en esencia ha contribuido a legitimar una y otra vez los poderes públicos, incluido el que se reúne en Miraflores.


Ahora bien, el momento político de hoy es muy distinto al del 7O y al del 14A.


Hoy, ese pueblo que confió en que se lucharía por hacer respetar la voluntad expresada el 14A,  deambula de un lado para otro para conseguir comida y artículos de limpieza, y también, líderes de verdad. 


Hoy, el pueblo no habla de elecciones sino de la escasez, el alto costo de la vida, la inseguridad, y del temor a una explosión social.  


Y mientras esto ocurre, el Régimen juega a la política del “miedo”, y la élite de los “no abstencionistas”, a lavarle la cara el CNE, y por ende, a la estafa histórica llamada 5ta República.
Es comprensible que los electores de los municipios (30% de los 335) donde siempre gana la oposición, vayan a votar. Pero el verdadero norte es poner sobre la mesa lo políticamente correcto, y ello pasa, por crear espacios novedosos que canalicen las verdaderas inquietudes de la gente, que entiende que las elecciones, por ahora, pasaron a ser un tablero que no resolverá las grandes tensiones por venir.
 
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Haga su comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India