VIVA VENEZUELA LIBRE!!!!!!

VIVA VENEZUELA LIBRE!!!!!!

EL FUTURO EN LA CALLE!

EL FUTURO EN LA CALLE!

En homenaje a nuestros héroes caídos y a nuestros presos políticos!!!

En homenaje a nuestros héroes caídos y a nuestros presos políticos!!!
Vuela alto hijo mío!!!...

A nuestros compatriotas en el exilio

" "VENEZUELA EXIGE LA LIBERTAD DE NUESTROS PRESOS POLITICOS!!!"....

lunes, 11 de agosto de 2014

La quinta columna con su cadáver insepulto

Por: Jesús Antonio Petit da Costa
 
¿Ha sido derrotada la “oposición de calle”, una de cuyas manifestaciones irrumpió en escena con el lema: “la salida está en la calle”? Es lo que proclaman títeres y colaboracionistas, unidos como siempre, para confundir y desanimar. Están equivocados. La “oposición de calle” apenas ha comenzado. Así como los ríos se forman por la confluencia de distintas corrientes, llamadas afluentes, también el movimiento de masas que conducirá al desenlace, que es la toma del poder, ha iniciado su curso al ponerse en movimiento distintos factores político-sociales, cada uno por su lado, los cuales terminarán uniéndose más adelante por coincidir en el objetivo y la estrategia. Lo mismo sucedió en la guerra de independencia y en la guerra federal, cada uno por su lado coincidiendo en que no había otra salida que coger el monte y luego todos juntos bajo un solo liderazgo. Lo mismo sucedió en la resistencia clandestina contra la dictadura militar pérezjimenista, primero cada uno por su lado y luego coincidiendo, visto el fraude electoral de 1952, en que no había otra salida que el derrocamiento de la tiranía por una alianza cívico-militar, lo que exigía unidad del liderazgo civil para llamar a la rebelión (Junta Patriótica). No nos preocupemos porque López, Machado y Ledezma anden cada uno por su lado, o lo aparenten. Aparecerán otros más en escena, que hasta pueden terminar alzándose con el liderazgo por encima de ellos si no se ponen las pilas. No hagan caso a la especie regada por los colaboracionistas de que a estos tres los mueve la ambición de la presidencia, lo que para mayor ironía lo dicen el “candidato eterno” del colaboracionismo y su partido colaboracionista. Supongamos que efectivamente sea así, lo que importa es que los tres están moviendo el piso político, sin haber roto totalmente sus ataduras con los colaboracionistas de la MUD. A veces las mejores cosas suceden por los peores motivos. Lo que interesa es que sucedan.

Es lo cierto que la “oposición de calle” viene sumando victorias políticas, pequeñas pero importantes. La más relevante: haber desenmascarado a los colaboracionistas, quienes se venían presentando como oposición cuando en verdad son la “quinta columna” de la tiranía (“quinta columna”= en una confrontación, conjunto de personas desleales a la comunidad en la que viven o pertenecen y susceptibles de colaborar de distintas formas con el enemigo). Al desenmascarar a esta “quinta columna” le ha partido a la tiranía una de las muletas que le sostenía, la que adormecía al pueblo con el electoralismo a ultranza como canción de cuna e impedía así que el descontento tomara la calle. La tiranía está sin esta muleta, que ha quedado inservible.

La MUD ha sido el instrumento del colaboracionismo. Es la “quinta columna” de la tiranía comunista. Al quedar desenmascarada como tal, ha entrado en un proceso de desintegración. Esta es otra victoria política de la “oposición de calle”, inimaginable antes del 12F. De nada le valen “encerronas” a los desleales cuando han sido descubiertos. Han quedado desnudos ante el pueblo, cuya confianza perdieron. Cuando se activa un proceso político, como la “oposición de calle”, se producen circunstancias que obligan a decisiones sucesivas. El desenmascaramiento de los colaboracionistas ha traído por consecuencia el proceso de desintegración de la MUD, sinónimo de “quinta columna”. La MUD es un cadáver insepulto.

López, Machado y Ledezma deben tomar una decisión transcendental: quedarse acompañando a la “quinta columna” en el velorio de la MUD con cada vez menos gente o irse del velorio para conducir el tren del movimiento de masas que ellos mismos han puesto en marcha, el cual está llenándose de pasajeros, sobre todo jóvenes. El que se quede en el velorio, pierde. Otros asumirán la conducción del tren, imprimiéndole mayor velocidad.
 
 
 
 
 
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Haga su comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India