VIVA VENEZUELA LIBRE!!!!!!

VIVA VENEZUELA LIBRE!!!!!!

EL FUTURO EN LA CALLE!

EL FUTURO EN LA CALLE!

En homenaje a nuestros héroes caídos y a nuestros presos políticos!!!

En homenaje a nuestros héroes caídos y a nuestros presos políticos!!!
Vuela alto hijo mío!!!...

A nuestros compatriotas en el exilio

" "VENEZUELA EXIGE LA LIBERTAD DE NUESTROS PRESOS POLITICOS!!!"....

domingo, 7 de julio de 2013

Entrevista a Diego Arria: Si nos llaman los militares patriotas para una Junta de Gobierno, acudiremos

Caracas, 07 de julio del 2013. La siguiente entrevista también la podrás leer a través de la edición N° 144 del Semanario 6to Poder, el cual lo podrás encontrar en los quioskos de todo el país.

La historia de nuestras luchas civiles por la implantación de la República y la preservación de sus valores de libertad, derecho y democracia ha sido permanente y representativa de una auténtica voluntad política.

Los venezolanos, hoy divididos “en dos partes casi iguales y aparentemente irreconciliables”, pueden superar la actual crisis a partir del rechazo a la violencia y de un “entendimiento básico” sobre como “coexistir” sin Hugo Chávez.

Teme que la decisión del chavismo de robarse las elecciones presidenciales de abril termine por echar por tierra toda posibilidad de una salida institucional a la crisis política que aflige al país. “Eso significa que para las fuerzas democráticas de nuestra nación llegó la hora de resistir, en una situación que hace recordar las luchas libradas al final de la Guerra Fría para poner fin a las dictaduras marxistas de Europa del Este”.

Desde entonces y hasta las últimas semanas, viene predicando como San Agustín: “Reza como si todo dependiera de Dios, pero trabaja como si dependiera de ti”, cuando dice los venezolanos junto a sus dirigentes políticos deben asumir su compromiso con la nación.

El ex candidato de las primarias se ha destacado entre los opositores de mayor beligerancia verbal. Como diplomático, llegó a ejercer la Presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU en 1993, mientras era embajador de Venezuela ante el organismo mundial durante el segundo Gobierno de Carlos Andrés Pérez (1989-1993).

Fue ministro de Información y Turismo en la primera gestión de Pérez (1974-1978), cuando ambos eran líderes del partido Acción Democrática (AD).

Ocupó su primer cargo público en 1969, como responsable de la Corporación Nacional de Hotelería y Turismo por nombramiento del entonces presidente Rafael Caldera.

Hoy, Diego Arria hace profundo análisis de la crisis política que atraviesa la República, luego de la elección en “extrañas circunstancias” de Nicolás Maduro Moros, quien no la tendrá fácil para los próximos meses y donde los “líderes” de la oposición “o corren o se encaraman”.
 Hace unos días derrocaron al presidente Mursi, hubo protestas en las calles, pero no esas que parten con banderitas sino con la consigna: “Morsi fuera, elecciones ahora” y la Fuerzas Armadas egipcias dijeron: “usted tiene un ultimátum, tiene 48 horas para responderle al pueblo”, Esa gente protesta con un propósito ¿y Venezuela?

 Nosotros tenemos un país colapsado, corrupto, con una cúpula militar arrastrada y aquí no pasa nada. Si un líder se para y dice al país “yo creo esto, aquí está pasando esto” logrará tener un verdadero liderazgo, si realmente cree en eso. Pero si tenemos a alguien que está cómodo en el estado Miranda como gobernador y al que le gusta solamente ser candidato, entonces estamos en una situación delicada en Venezuela.
 Aquí no hemos querido rescatar nuestras elecciones del 14 de abril, las cuales nos robaron, y ya fuimos seducidos por las municipales del 8 de diciembre. Eso tiene consecuencias en la confianza al líder y en la estructura que se está conformando.

 Están como Martín Luther King cuando, en su momento, luchaba por los derechos sociales de la población negra de Estados Unidos y a la misma vez quería parar la guerra de Vietnam. ¿Qué pasó allí? La comunidad negra reaccionó contra eso, porque no se había terminado de obtener los derechos y éste ya se estaba yendo para lo de Vietnam. Así está Capriles.
Pareciera que hay un proceso interno en la Mesa de la Unidad Democrática, donde se dictaba la pauta, pero ahora que Capriles se convierte en Jefe de Campaña es él quien dice lo que decía antes la MUD. 
 Pues fíjate que entonces no cree en la descentralización. ¿Cómo puedo meterme a dirigir una campaña del candidato a alcalde de Tucupita, si ni siquiera sé cómo se llama? Para eso es la descentralización. Si crees en la descentralización  puedes convertirte en el vocero de los temas que nos unen, pero no ir a El Baúl y decir: mira, aquí El Baúl el candidato debe ser Marcos Fernández y no Pedro Pérez. Allí hay una contradicción terrible.
 Todo el mundo sabe que los votos que sacó Manuel Rosales en 2006 no eran de Rosales, eran de los que creemos en los valores fundamentales de la República. Los votos de Capriles en 2012 y 2013 son de los venezolanos. Aquí no se trata de los Mesías sino de nosotros los venezolanos, pero aquí se llega a dar un sentido de grandiosidad y la gente comienza a asignar hasta capacidades divinas a los candidatos, y aseguran que “el tipo nos va a sacar de esta, con Diosito ahí nos va a sacar de esto”.
 Recuerdo lo que decía San Agustín: “Reza como si todo dependiera de Dios, pero trabaja como si fueras a perderlo de nuevo”. A muchos se les olvidó la segunda parte.

Hay sectores del país que plantean una Constituyente para salir de la crisis política que atraviesa la nación ¿cuál es su posición al respecto?

La base central de mi propuesta fue esa. Aquí se tiene que ir a un período de transición, yo lo dije durante las primarias “denme tres años y yo le abro el camino a esos muchachos”, y es la verdad. Alguien tiene que tomar las decisiones más duras que no van a tomar ellos. Capriles incluso decía “yo quiero seis años más”, lo que me indicaba que él no iba a tomar esas medidas.

Si a mí me dan tres años, después no me van a elegir ni presidente de mi casa, porque las medidas que hay que tomar son difíciles y duras. Y aprovecho para decirles que aquí se va a acabar el populismo absolutamente, aquí no hay cómo financiar esas cosas. Eso de los cinco millones de empleos y el aumento a cinco millones de barriles de petróleo no será posible.
 Mientras sigan engañando a los venezolanos, de que “esto va a ser posible”, es falso, no existe posibilidad alguna, los cambios económicos del país serán cada vez más fuertes, pero andan en una competencia de quién es más populista que el otro.
Creo que debemos hacer una consulta popular, esa opción está en la Constitución y puede ser convocada a solicitud del 10 por ciento del padrón electoral, donde a la gente se le pregunta ¿usted quiere una Constituyente? Pero la interrogante que tendría la sociedad es: ¿eso lo va a contar el Consejo Nacional Electoral? Si lo va a contar el CNE no hay necesidad de hacerlo. Yo propondría realizarlo con Súmate o Esdata.

Nelson Mandela le decía a su gente “no le hablen al cerebro, háblenle al corazón de su gente”. Eso lo entendió Chávez muy bien.

¿Tú crees que puedes desafiar a una juventud diciéndole, que se van arreglar los huecos y se van a asfaltar las calles, y que vas a rellenar más huecos que el otro, o vas a destapar más cañerías? ¡Por Dios! Eso se puede decir en otro país con otra visión, con otro tipo de labores.

Cada vez que salgo y recorro el país quedo conmovido porque las preguntas que me hacen o los temas que tratan son de asuntos que no estás viendo todo el tiempo. Los jóvenes saben que su futuro se está desviando ahora, no en el futuro, el futuro es ahora, no es dentro de veinte años, pues en veinte años estás fregado.

A mí me indigna cuando los políticos les dicen a los jóvenes “ustedes son el futuro” ¿futuro de qué? ¿Tú crees que puedes tener futuro si sigues en este país?
 Aquí ha habido intentos de montar algo paralelo a la MUD. Estuvo la Junta Patriótica, hay una cantidad de ciudadanos descontentos con lo que sucede en la Mesa de la Unidad. ¿Por qué usted no ha buscado formar una alternativa que pueda convocar a los que están descontentos con la posición de la MUD?

 Hubo una época en Venezuela cuando en los barrios la gente construía, trabajaba para el financiamiento de los proyectos, ¡eso lo hacía la gente, el pueblo! Eso se acabó, aquí hay ahora lo que llaman “la logística” ¿cuánto hay para la logística? Los intereses comerciales y económicos tomaron posesión de la política en Venezuela.

Entonces ¿qué pasa? ¿Qué hace la MUD? Llaman y los financian. Por eso soy absolutamente independiente de los partidos políticos y de los grupos económicos. Le temo más a los grupos económicos que a los propios partidos políticos y si nosotros supiéramos la extensión y el volumen que financian podríamos entender mejor el proceso político.

¿Por qué nos tranquilizamos, por qué se dejan pasar ciertas medidas? ¿Por qué lo hacemos? ¿Por política? Quieren tratar esto como si fuera un cónclave para elegir al Papa. Aquí estamos esperando el humo gris o no sé de qué color, amarillo, blanco ¿y quién es la MUD realmente? Son tres o cuatros personas que están decidiendo el futuro del país sin consultarnos, porque ellos tienen su propio interés político.
En el mundo están preocupados por otras cosas, tienen 17 crisis en el planeta y no quieren que Venezuela sea la 18, pues ellos dicen que los venezolanos están tranquilos, que ya se resignaron a sus cosas y ya se olvidaron de las elecciones. Capriles se pone una gorra, no pasó nada más, y ya. Se acabó esto. Ya no hay Venezuela. Venezuela es Maduro. Maduro es el presidente de Venezuela y estará seis años ahí, a menos que ocurra alguna otra cosa rara en el país.

 ¿Y usted cree que sea posible un golpe de Estado en Venezuela?

Aquí cada quien pelea por lo que cree importante. ¿Por qué comenzó lo de Brasil? No era por lo del pasaje de autobús, porque al final lo que se peleó fue la corrupción de cuanto partido se reparte el presupuesto. ¿Por qué están peleando en Egipto? Luchan por lo mismo, por el desabastecimiento, por la economía, buscando otras oportunidades para el futuro de los jóvenes. Entonces los jóvenes dicen: vaya, me están matando mi futuro, yo lo voy a defender. ¡Aquí en Venezuela no! porque aquí los jóvenes piensan que van a vivir plenamente del Estado, de un Estado riquísimo que los van a financiar y que mañana o pasado encontrarán una buena ocupación. ¡No, eso no es así! Aquí se está imponiendo el futuro de los jóvenes ante la cara de todos ustedes y nadie hace nada. Por eso es que los jóvenes son mucho más fuertes cuando reaccionan.

 Cuando vino la huelga de hambre en Mérida se dijo: ¡los tipos están luchando por su futuro! Los jóvenes sí entienden eso.

Aquí hay que mantener un diálogo con el país, no encerrarse con cuatro periodistas, dirigiendo las dos o cuatro preguntas sin hablarle al país. Aquí hay que hablar a los demás, y eso no está sucediendo.

El gobierno ha estado lanzando una ofensiva sobre las posibles  reuniones que ha tenido Ramón Guillermo Aveledo, recibiendo lineamientos de intereses norteamericanos en Venezuela ¿Qué cree usted de eso?

Eso es totalmente absurdo. Nosotros ya no somos ninguna prioridad para ellos. Estados Unidos se está ocupado ahora de Siria, que tiene temas muchos más complicados. Incluso vi que Aveledo habló de la normalización del diálogo con EE.UU y que las empresas que están en Venezuela, que no pueden sacar sus dólares, los podrán sacar porque eso genera empleo. Seguimos en la negación, le hemos asignado al liderazgo unas cualidades que no existen.

 ¿Qué piensa del tema tan discutido sobre las diferencias entre Diosdado Cabello y Nicolás Maduro?

 Ellos, de ninguna manera, van a dividirse. Nosotros somos los que circulamos mal.

De acuerdo con su experiencia diplomática en el mundo ¿no se han visto casos donde un Presidente gane así con 1,2 en las elecciones? ¿Usted cree que a pesar de todos los errores de la oposición Maduro podría terminar tranquilamente su mandato?

La situación económica que vive el país es más complicada, el precio del dólar bajando y que seguirá descendiendo, el manejo de los compromisos internacionales de Venezuela y los 12 mil millones de dólares que hay que pagar de deuda externa son ingredientes para crear una tormenta para cualquier presidente, pero hay gente que piensa que habrá prosperidad, pero no habrá nada y esas consecuencias las pagaremos todos. También hay una cúpula militar corrupta, que no le teme al imperio, como ellos dicen, sino a las cárceles del imperio, por estar vinculados con el narcotráfico.

En los ascensos militares se ha dicho que el ministro Molero y el Ceofanb han ayudado al presidente Maduro a escoger quiénes serán los nuevos generales ¿Qué está pasando en la Fuerza Armada Nacional?

Sobre las declaraciones del Almirante “malero” -Diego Molero. Lo sigo llamando malero porque es malo- que se atreva el ministro de la Defensa, que los está ayudando, el Jefe de Estado venezolano no está para que lo ayuden sino más bien para consultar y tener un conocimiento básico, pero evidentemente no lo tiene. ¿Qué significa eso? Que es un personaje que ha caído en las manos de las fuerzas militares. Este régimen está montado sobre las armas de la República y, evidentemente, con el apoyo de los cubanos, pero este reconocimiento que ha hecho el Ministro de la Defensa es el más grave y condenatorio  de esa realidad.

Usted ha denunciado que en Venezuela quien manda son los hermanos Castro, y la gente dirá ¿cómo me afecta eso en mi casa, con mis necesidades?

Nos afecta de varias maneras, por ejemplo, una de ellas es  que los cubanos tienen cincuenta y cuatro años sometiendo a una población de todo: dieta de libertad, dieta de derechos, dieta de comida; se han acostumbrado a un estilo de vida, son expertos en manejar situación de escasez y condicionar a que la gente se comporte de una manera disciplinada, acatando todo; son gente que maneja el tema de las listas, controlan las notarias y registros, conocen la vida del venezolano como nadie, enseñan a los funcionarios de nuestro país a cómo manejarse y como controlar la sociedad.

Sacan beneficio del patrimonio venezolano, de la ayuda que le da nuestro país a Cuba, el regalo entre siete mil y ocho mil millones de dólares al año, ¿Cómo no nos afecta? Imagínense  lo que significarían ocho mil millones de dólares en Venezuela gastado para los venezolanos
Muchos opinan que usted es muy duro y frontal con Henrique Capriles…

Creo que en Venezuela no hay oposiciones sino posiciones. Si nosotros tuviéramos una oposición real desde hace mucho tiempo -y no me refiero a este año, me refiero a años atrás- las circunstancia de hoy en día serían muy distintas. Yo he votado cuatro veces por Henrique Capriles; dos veces por gobernador, dos veces para Presidente, así tuviera una diferencia de criterio, valores, principios y de visión de mi país -la tengo con él, siempre lo dije- y lo dije en las primarias. Lo que pasa es que mucha gente piensa que hay que mantener un pensamiento único y que Henrique Capriles es intocable, que lo que diga Capriles es la palabra de Dios, y no, yo no puedo ser así.

Hay quien puede decir que el hombre ganó las elecciones, como él dijo, o que casi las ganó, como dijo el CNE, entonces eso le da un liderazgo, pudieran decir algunos…

Creo que ese periodo terminó. A uno lo eligen de candidato o de presidente. Aquí surgirá mucha gente en el país, en los próximos meses y años, que no conocemos. Globovisión tenía casi una escuadra de caballos y escogía a quiénes se apoyaba y a quiénes no. Eso se acabó, ahora la gente que tenga acceso a los medios podrá participar en este escenario político. Ahora se van a nivelar las oportunidades para que surjan venezolanos, quienes se podrán expresar por los medios de comunicación sin ser apabullados. Antes, si tú no estabas en Globovisión no eras nadie.

¿Venezuela puede tener una implosión? ¿La inseguridad, la propia fragilidad del gobierno de Maduro podría llevar a una situación complicada antes de diciembre?

Sin tener una bola de cristal, te diría que la circunstancia que vive hoy en día el país, en cualquier otro lugar del mundo sería un gobierno que no duraría más de un mes, con más del 40% de inflación, colapsando la economía, los altos índices de inseguridad, la corrupción y la incompetencia. Esto no se vive en ningún país del mundo como en el nuestro. Los cubanos tienen un proceso de intimidación para que tú te vayas resignando.
 Semanario 6to Poder.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Haga su comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India