VIVA VENEZUELA LIBRE!!!!!!

VIVA VENEZUELA LIBRE!!!!!!

EL FUTURO EN LA CALLE!

EL FUTURO EN LA CALLE!

En homenaje a nuestros héroes caídos y a nuestros presos políticos!!!

En homenaje a nuestros héroes caídos y a nuestros presos políticos!!!
Vuela alto hijo mío!!!...

A nuestros compatriotas en el exilio

" "VENEZUELA EXIGE LA LIBERTAD DE NUESTROS PRESOS POLITICOS!!!"....

domingo, 6 de septiembre de 2015

El Cartel del Sol

Mientras que el presidente Nicolás Maduro sigue intentando centrar la atención de la opinión pública venezolana en la frontera con Colombia, y por consiguiente subiendo la temperatura de la tensión limítrofe, al interior de su país tambalean varias cosas.

Por: Yohir Akerman
Fuente: El Espectador

 
 La más reciente es la pelea que está librando el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, contra un difícil cáncer de próstata con metástasis en el pulmón que lo ha obligado a internarse varias veces en Cuba para tratar de curarse. Ojalá así sea.

La debilidad de la salud del ministro ha causado que se genere una pelea entre distintas facciones del régimen para seleccionar al sucesor de esta importante y crucial cartera.

En una esquina: el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y en la otra: el gobernador del Estado Aragua, Tarek El Aissami. Dos pesos súper pesados del régimen y, más preocupante aún, dos funcionarios investigados por la justicia de Estados Unidos por narcotráfico.

Cabello quiere poner en el ministerio al general Juan de Jesús García Toussaintt, actual comandante del Ejército, quien ha sido una ficha clave del ex jefe de Inteligencia Militar Hugo “el pollo” Carvajal. El pollo Carvajal está acusado formalmente por la Fiscalía del Sur de la Florida por narcotráfico, y por eso ha sido pedido en extradición y puesto en la lista Clinton. (Ver: Specially Designated Nationals List of the U.S. Department of the Treasury).

Por el otro lado, El Aissami intenta adueñarse de la cartera de Defensa colocando al comandante de la Guardia Nacional, Néstor Luis Reverol Torres, quien se encuentra en la mira de la DEA por aparecer en las acusaciones que dio el narcotraficante Walid Makled cuando fue capturado. 

Es decir, que entre el diablo y escoja.

Porque sea quien sea, Reverol o García Toussaintt, lo que es evidente es que la próxima cabeza del ministerio de Defensa va a fortalecer el llamado Cartel del Sol, que es como se le conoce a la organización conformada por militares venezolanos acusados o investigados por sus relaciones con el narcotráfico. 

Ahora bien, la relación del Cartel de Sol, que se le llama así por las medallas en forma de sol que llevan los militares, con la tensión limítrofe con Colombia es sencilla.

El 28 de julio de 2015, el presidente Juan Manuel Santos autorizó la extradición de Gersaín Viáfara Mina, alias Eliseo, a quien las autoridades de Estados Unidos consideran un testigo clave en el narcotráfico que se realiza desde Venezuela y cuyas declaraciones podrían evidenciar la supuesta relación de los militares del país vecino con este delito.

Posteriormente, el 24 de agosto, el Gobierno colombiano autorizó una segunda extradición preocupante para Venezuela, esta vez del empresario Óscar Hernando Giraldo Gómez, quien es acusado de llevar drogas ilícitas a Estados Unidos a través de rutas que presuntamente militares venezolanos habrían facilitado en su país para realizar dicha operación.

Gustavo Salazar Pineda, defensor de reconocidos capos de la mafia como Pablo Escobar, Rodríguez Gacha e Iván Urdinola, habló con La W el 28 de agosto y aseguró ser el abogado del señor Giraldo Gómez y, posteriormente en una entrevista con Noticias Uno, dijo que tenía conocimiento que alias Eliseo iba a entregar a Estados Unidos información clave sobre el narcotráfico por parte de funcionarios venezolanos. 

La extradición de estas personas se puede leer como la principal razón que llevó al presidente Maduro a emprender la deportación masiva de colombianos en la frontera, ya que ve esta acción como una traición del gobierno de Colombia puesto que pone en aprietos a importantes funcionarios y militares venezolanos.

El problema real es otro. Y es que en Venezuela hay un cáncer más complicado que el que, lastimosamente, sufre el ministro Padrino López, y es el de la corrupción y el narcotráfico por parte de los altos funcionarios, que hace que ese país esté implotando lentamente.Las victimas de esto son el pueblo venezolano, y ahora los deportados colombianos que tienen que pagar el precio de un delito que no cometieron, mientras que otros siguen impunes por ilícitos que siguen cometiendo. Así de claro y así de sencillo. 
 
 
 
 
 
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Haga su comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India